REGRESO A CASA-DESILUSIÓN MORENA-MARU EN PIE-PRESIONES AZTECAS

0
69

Entre Líneas / 6 de enero 2021

ANTE LA PASIVIDAD de la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena, a la que el Tribunal Estatal Electoral de Chihuahua le dejó la tarea de resolver la impugnación que interpuso el senador Cruz Pérez Cuéllar por considerar que la encuesta para definir el candidato a gobernador morenista estuvo más truqueada que una bomba de gasolina, el legislador volvió a solicitarle al TEE que intervenga, sin embargo, los más enterados nos comentan que la impugnación de Cruz no irá a ninguna parte, la dirigencia de Morena y el mandón de Palacio Nacional han hablado, Juan Carlos Loera es y será el candidato al gobierno de Chihuahua. Será por eso y por otros aspirantes de Morena que se quedaron en la orilla, expanistas algunos, como el caso de Pérez Cuéllar, que el líder nacional del PAN, Marko Cortés, les abrió las puertas para que se integren al proyecto azul, aprovechando la decepción de quienes supusieron que en Morena sería distinto, que las cúpulas no intervendrían y todo se lo dejarían al “pueblo bueno”. Es así que ya no suena tan descabellado que en una de esas, ante la negativa de los morenistas a “limpiar” el proceso y a su pasado panista, Cruz pueda regresar a su casa, sobre todo porque el hoy Senador se lleva pésimo con el PAN oficialista de Palacio de Gobierno, pero no así con Maru Campos, precandidata a la gubernatura que está más que confrontada con el gobernador Javier Corral.

Los malosos nos dicen que los operadores de Pérez Cuéllar están a la espera de lo que les diga el Senador para romper filas, algunos chance y se alinean al partido para apoyar a Juan Carlos Loera, pero el resto, nos comentan, podrían vender caro su amor a quien mejor se los compre, en especial por lo que suceda entre los precandidatos de Movimiento Ciudadano y del PAN, Alfredo “El Caballo” Lozoya y Maru Campos.

******

Y PARA MUESTRA de ese desprecio que hasta los de casa le tienen a Juan Carlos Loera, candidato de Morena a la gubernatura de Chihuahua, lo sucedido ayer durante los registros de aspirantes morenistas a las diputaciones federales, y es que Ernesto Visconti, quien desde hace rato andaba buscando la candidatura a diputado federal por el Distrito 8, renunció a su registro y de paso a Morena, pues argumentó que sus principios le impiden apoyar a Loera de la Rosa, al cual calificó de “persona corrupta”. Así la situación en Morena, que según nos aseguran, no será ni el primero ni el último que aviente el arpa con tal de no apoyar a quien consideran uno de los personajes más corruptos de la 4T, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Y es que en las vísperas los morenos empezaron a presentarse en la Ciudad de México para ser contemplados como habilitados en el preregistro de aspirantes a candidatos a diputados por un distrito federal o local. Se supo que por el 06 federal acudió una chamaca de nombre Karen Mora, quien se encontraba en la nómina del Congrso del Estado y sobre quien se ha dicho estuvo al inicio de la 4T cobrando varias becas simultáneamente de los famosos Servidores de la Nación.

Otro que busca hueso por el 08 federal es Hugo González, asesor que cobra en la jugosa nómina morena del Congreso local, muy cercano a Miguel Colunga y ante ello con posibilidades de que el apadrinamiento le rinda frutos, aún y cuando en territorio resulta completamente desconocido. Pero en términos de los morenos, ¿cuál de ellos requirió nivel de conocimiento para ganar en las urnas en el 2018? La diferencia, dicen los malosos, es que este año no estará en la boleta Andrés Manuel López Obrador y sí la evaluación de un desgastado gobierno federal.

Entre los que levantaron la mano estos días por Morena con perfil rescatable, nos cuentan los conocedores de la grilla en el partido color guinda, es el abogado Jaime Contreras, quien hará el intento de quedarse con la nominacion del distrito local número 12.

******

RETOMANDO A LA precandidata panista a la gubernatura, Maru Campos, la alcaldesa con licencia no tuvo empacho en denunciar a la hermana no tan incómoda del gobernador, a Leticia Corral Jurado, quien desde que inició el quinquenio ha traído el mando del Estado en Ciudad Juárez, donde radica. Y es que a decir de la denuncia de Maru, la hermana del gobernador Javier Corral se ha dedicado a intimidar a militantes del PAN en la fronteriza ciudad y funcionarios del gobierno estatal, para que se inclinen por el otro precandidato, Gustavo Madero, el delfín de su hermano, so pretexto de que si no lo hacen, comenzarán los despidos y venganzas por apoyar a Campos Galván, tal como ya sucedió después del Consejo Estatal que se llevó a cabo en noviembre pasado, cuando la bomba explotó entre la entonces alcaldesa y el gobernador Corral.

Por lo pronto, las últimas encuestas, en especial Massive Caller y C&E Research, colocan a Maru Campos como puntera en la interna panista, incluso doblegando en porcentajes a Gustavo Madero, por eso la importancia de que la presidenta municipal con licencia denunciara las triquiñuelas que se han emprendido en su contra, pues todo dependerá del resultado del domingo 24 de enero.

Maru estará ahora en la capital mundo, conocida popularmente como Parral. La agenda territorial de la alcaldesa con licencia marca un preámbulo de los recorridos que realizará en la campaña constitucional, amén de que junto a las denuncias de la intromisión de la hermana del gobernador en el proceso interno, los operadores de Campos estarán presentando en breve una formal queja por el hackeo del que fueron objetos en una reunión virtual entre la precandidata con mujeres panistas en la víspera.

******

PARA NO DEJAR gota en el tintero de la precandidata panista a la gubernatura, un personaje que ha intervenido a su favor y que sirvió para que Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, se diera cuenta de su poder como jefe del partido, es la contraparte del líder azul, Jesús Zambrano, jefe nacional del PRD, y es que es la cúpula del sol azteca la que ha presionado para que en Chihuahua sí o sí, la candidata sea Campos Galván, tanto, que la contraparte azulada que va con Gustavo Madero, ya fruncieron las cejas ante las exigencias del perredismo.