Ciudadanos abandonados: no todo es Covid

0
166

Nicolás Juárez Caraveo / El Diario de Chihuahua / domingo, 12 julio 2020

Hospitales que sólo atienden a enfermos del Covid-19, comercios en quiebra sin una luz de esperanza, empleados despedidos sin quien los defienda, estudiantes que siguen en la zozobra de qué pasará con su futuro y hasta deportistas que han sido mandados a la calle… esa es una ligera radiografía del panorama de la pandemia, que pareciera es el único tema que le interesa a las autoridades.

Es cierto, no sólo los gobernantes son los responsables que en los últimos seis meses sólo se hable de la pandemia, los medios de comunicación son parte sustancial de que todo sea este el tema, que ha generado ansiedad y exceso de información que mantiene a la sociedad en espera del qué pasará.

En el sector salud pareciera que de pronto todas las enfermedades y padecimientos desaparecieron, no se atiende otra cosa que no sea enfermedades respiratorias y de inmediato se activa el código blanco, hasta un simple resfrío es canalizado al área Covid, pero la realidad poco a poco los alcanzará, por más que aplacen consultas y cirugías no pueden ocultar el sol con un dedo.

Todo el sector salud actúa igual, ya sea en el ISSSTE, IMSS, o Pensiones Civiles del Estado tienen meses aplazando la atención médica: mantienen filtros para evitar al máximo la presencia de personas y hasta consultas telefónicas se han implementado, y los enfermos deben padecer su calvario en silencio, porque la amenaza es muy clara: si llegas a un hospital te contagias y mueres en la soledad.

Por su parte el sector empresarial sigue solo: enfrentando las restricciones oficiales de atención al público, las deudas ya ahogaron a muchos, principalmente del sector de los servicios y cada día se observan más inmuebles solos en venta o renta, ni las cámaras empresariales dan la cara, pareciera que el “cubrebocas” ha servido más de “tapabocas” y en silencio ven como todo su patrimonio se esfuma.

En las próximas semanas, se supone que el INEGI deberá informar el panorama económico del segundo semestre del 2020, luego de un panorama negro que registró en el primer informe trimestral con un -1.2 % del Producto Interno Bruto, una desocupación del 3.3 de la población económicamente activa y una tasa de inflación del 3.3 por ciento.

Es probable que el INEGI oculte información importante del panorama económico, luego de que ya justificó que “las medidas derivadas de la emergencia sanitaria han afectado en distinta manera los programas de información del INEGI”, según publica en su portal de internet.

El panorama económico es muy negro, según la ONU la pandemia provocará que unos 45 millones de personas caigan de la clase media a la pobreza en Latinoamérica y el Caribe, la región más desigual del planeta.

En el sector educativo de igual manera no hay un panorama favorable, al menos las autoridades reconocen que algo deben hacer, y desde el escritorio ya determinaron una serie de acciones a desarrollar, claro primero que el “semáforo en verde” lo permita.

Según la SEP, se contempla la instalación de filtros sanitarios; la familia será la responsable de tomar la temperatura y preguntar sobre problemas respiratorios; el plantel será el encargado de revisar a los menores en la entrada de la escuela, que porten cubrebocas o pañuelo, también deberán ofrecer gel antibacterial; si detectan alumnos con síntomas enviarlos a la autoridad de salud y, la creación de comités de salud, donde un grupo de personas se encargará de la higiene escolar y desinfección de algunas áreas.

En pocas palabras, serán los padres de familia y uno que otro maestro comprometido quienes aporten y vigilen la salud de los alumnos, como siempre, la autoridad sólo dice que hacer pero no aporta ni recursos ni insumos, que se rasquen con sus propias uñas, ha pero eso sí, se prohíben las cuotas escolares porque es corrupción.

En la Universidad Autónoma de Chihuahua si bien es cierto ya pensaron qué van a hacer con las clases presenciales, aún queda en el limbo esas acciones necesarias para su óptimo desarrollo, como ejemplo cuando y de qué manera se aplicará el examen de ingreso para los nuevos estudiantes.

Sobre las clases presenciales, se acordó ya el nuevo ciclo escolar; iniciará el 24 de agosto y finalizará el 03 de diciembre del año en curso, siempre y cuando el semáforo se encuentre en verde.

Algo preocupante en esta institución, que por cierto es la misma política que todas las autoridades han adoptado, es cancelar cualquier competencia deportiva, aun sin saber a ciencia cierta cómo estará el panorama en los próximos meses.

Sin duda los deportistas han sido los más afectados, cuando debiera ser el deporte una de las principales estrategias a desarrollar por las ventajas que ofrece de mantener cuerpos y mentes sanas.

En este aspecto es claro que mientras las autoridades se mantienen encerradas en sus casas, los deportistas de todas las disciplinas han optado por tomar las calles, parques, plazas y hasta cerros para practicar su pasión, con el riesgo que eso significa.

¿Porqué no permitir el desarrollo y práctica del deporte?, pues simplemente porque las autoridades prefieren mantenerse en sus casas.

Así el panorama, es necesario que las autoridades innoven y atiendan a la población, porque ya fueron rebasados y difícilmente podrán alcanzarlos.