Órdenes de aprehensión hasta para obispos

0
176

Esa hoja y otras 50 forman parte de un mismo documento que empezó a ser filtrado desde finales del 2017 por el gobierno de Javier Corral Jurado

LA COLUMNA / de El Diario / domingo, 19 julio 2020

La hoja habla de un gasto por ocho millones 300 mil pesos.

Entre los supuestos beneficiados por esa cantidad aparecen 33 diputados locales, ocho diputados federales, tres senadores… ¡y seis obispos!

Presentamos copia de la misma en versiones impresa y digital de La Columna.

Al final de la hoja aparece la supuesta firma de Gerardo V. M. director de Ingresos de la Secretaría de Hacienda durante la administración de César Duarte. El primero fue detenido desde marzo del 2017 y permanece recluido en el Cereso de Aquiles Serdán. Del segundo ya conocemos la historia.

Esa hoja y otras 50 forman parte de un mismo documento que empezó a ser filtrado desde finales del 2017 por el gobierno de Javier Corral Jurado, justo en la víspera de las elecciones locales y federales del 2018. Fue obvio el objetivo: debilitar a algunos de los protagonistas principales en aquella campaña.

Quiso el mandatario sacudirse a dos nombres que aparecen en alguna parte del listado, el ahora senador por Morena, Cruz Pérez Cuéllar y la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos. El primero ganó su escaño en la Cámara Alta del Congreso de la Unión; la segunda arrasó en la capital del estado para su reelección.

Hoy de nueva cuenta Corral ha levantado por todo lo alto las apergaminadas hojas para lanzarlas por segunda vez contra los mencionados, justo en la antesala de la campaña electoral para renovar la gubernatura 2021. Ambos aparecen inscritos en esa competencia, junto (o en contra) de quien se ha dado en llamar el “consentido” de Corral, el actual senador Gustavo Madero Muñoz, que también obtuvo su cargo en el 2018.

La amenaza de Corral es ir “hasta donde tope” contra ellos y contra quienes aparecen en la citada lista llamada “nómina secreta”, o pagos irregulares a decenas de personajes tanto de la vida política, empresarial como religiosa del estado.

Es ese documento el “Panzer” dispuesto por Corral para abrir al “consentido” el camino de subida que le espera en la campaña. Atributos personales no hay porque ni es popular ni es conocido entre los chihuahuenses.

Aunque también es empresario de los más acaudalados de Chihuahua, no ha entregado una sola despensa a las familias afectadas por la crisis derivada del coronavirus.

No tiene como sello el servicio público como tampoco lo tiene su padrino, según el rechazo ciudadano reflejado en encuestas por todo lo largo de uno, dos, tres años y medio…

***

“El Panzer” enfrenta un grave problema. Ya fue derrotado y dejado como chatarra en las líneas enemigas desde su primera filtración. Quedó peor que aquellos célebres tanques alemanes entre la nieve, los lodazales y la metralla soviética.

Los primeros en librar la amenaza del “tope donde tope”; dicho en palabras coloquiales, el petate del muerto, han sido los obispos que supuestamente habrían recibido casi un millón de pesos.

No prosperó contra ellos “la Operación Justicia para Chihuahua” entre los expedientes integrados por Francisco “Paquito” González, el jefe del Ministerio Público nombrado para el efecto por la Fiscalía General del Estado. Fueron pruebas insuficientes para solicitar orden de aprehensión ante el Poder Judicial.

En el mundo policiaco llaman “orden de tacos” a las órdenes de aprehensión. Libró también esa orden de tacos la exdiputada y expresidenta del PRI en el estado, Karina Velázquez, a quien le pusieron un monto por tres millones de pesos como recibidos.

Entre los actuales funcionarios del Gobierno estatal aparece igualmente un director de Comunicación Social, Humberto Jáuregui. Habría recibido casi un millón de pesos, pero tampoco pudo ser acreditado. Trabajó con Duarte en esos menesteres y ahora lo hace muy cerca al lado de Corral.

También fue integrado expediente contra el agente del Ministerio Público federal, M.E. Velasco, a quien le pusieron la recepción de 20 mil dólares en el 2015. Ninguna consecuencia por las mismas razones.

Aparece de igual forma una exdiputada juarense de las que se hacían llamar consentidas del exgobernador Duarte. El supuesto monto recibido fue por 400 mil pesos. Hay expediente sin orden de aprehensión concretada.

Los agentes de “Paco” González intentaron hacer lo mismo con la exdiputada del PRD, Mónica Guerrero Rivera, por supuestos 150 mil pesos. Nada. No prosperó. Tampoco contra su madrina, actual directiva nacional del partido del sol azteca, Hortensia Aragón. Aquí fue por dos millones de pesos.

Entre las 50 páginas del “Panzer” destartalado aparece el también exdirigente del PRI en el estado, Pablo Espinoza “El Colega”. Fueron presumibles 250 mil a medio millón de pesos los que se habría llevado.

Huésped repetido por decenas de veces en esa lista, Christopher James Barousse, exdirigente de los jóvenes del PRI en el país, era uno de los principales operadores políticos del PRI. 500 mil, un millón… varios millones, le fueron colocados en el documento aventado como confeti.

En las mismas aparece el exdelegado del PRI nacional en Chihuahua y después representante del Gobierno estatal en la Ciudad de México, Julián Luzanilla Contreras. Aparece muchas veces por 150 mil pesos cada mes.

El empresario Anuar Elías Karam; el exdiputado, Rubén Aguilar Gil, Angélica Ortiz; el activista Miguel Vega Pérez, supuestamente enviado varias ocasiones a Baja California Sur para “operar elecciones”; el articulista de El Financiero, Samuel Aguilar Solís, David Dajlala Ricarte, Mónica Meléndez Ramírez, Jesús Ignacio Rodríguez.

Todos ellos y otros más fueron incluidos aparentemente sin ton ni son en los listados que maneja la Fiscalía General del Estado y su “especializada” oficina de los “expedientes secretos X” que opera en la Casa de Gobierno de la ciudad de Chihuahua.

Si quiere Corral, y si puede, a cualquiera de todos los enlistados puede llevar a la cárcel igual que lo hizo con Jesús Manuel Luna, aquel jovencito y modestísimo auxiliar de la Secretaría Particular duartista que permaneció en la cárcel aproximadamente un año por “autorizar” dos vuelos de un hijo del exgobernador a Toluca y Cancún.

De la manga puede sacar cualquier expediente contra cualquiera y dejarlo tras las rejas hasta concluir su administración. Si logran los detenidos un amparo federal contra un expediente, les hace aparecer otro… y otro.

***

Todo el achicharronado “Panzer” tiene como vínculo esencial a dos personajes que se habrían encargado de movilizar un supuesto monto superior a los 174 millones de pesos que significó la presumible nómina secreta. Sus nombres son los que se repiten en innumerables ocasiones a lo largo del listado.

Los dos están cerca pero también lejos de los expedientes x. Ambos fueron altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda: Ever Eduardo Aguilar Sandoval y Adrián Dozal.

Uno se supone que es, o fue, testigo protegido de la Fiscalía General del Estado para efecto de documentar actos de corrupción de varios de los exfuncionarios ahora recluidos en prisión.

El segundo posiblemente quedó convertido en testigo protegido pero del gobierno estadunidense. Fue detenido en El Paso desde el 21 de febrero del 2018 y puesto en libertad bajo fianza casi de inmediato. Nada se ha sabido de él desde entonces. Supuestamente pidió “asilo político”.

Gerardo V., quien presumiblemente firma la primera hoja de la “nómina secreta” ha rechazado la categoría de “dedo” contra el duartismo, o soplón, o sujetarse a los “criterios de oportunidad”, o testigo protegido. No hay sentencia en su contra.

Aguilar y Dozal deben tener sus providencias para no seguir apareciendo hasta después de septiembre del 2021… o al menos hasta después de julio que haya nuevo gobernador, o gobernadora electa (o).

Sólo por un gesto amable que tuvo Trump para con AMLO fue conseguido el arresto en Estados Unidos de Duarte casi al terminar Corral su nini-beca de cinco años en la administración estatal, es nada el tiempo que le resta como para pretender reconfeccionar “el tope donde tope” contra los obispos, sus propios funcionarios, exdirigentes priistas, empresarios… y todos sobre los que montaría a Madero para colocarlo en la gubernatura.

La falta de trabajo político y social no podrá suplirlo Corral con los despojos de sus antecesores.