No está lejos que lo dejen fuera de Palacio

0
146

GPS / Columna / El diario de Chihuahua / viernes, 21 agosto 2020

-Ha pegado fuerte Covid a personal estatal

-Buena impresión con el Escudo Chihuahua

-Amín se quiso pasar de vivo

Fue en 2006 en Oaxaca. Ulises Ruiz, el entonces gobernador de aquella entidad, tuvo que pasar varios meses sin despachar en Palacio porque lo tomaron maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Javier Corral no está muy lejos de una experiencia similar, lo que lo sacaría un año antes de dejar el puesto de la vieja casona de cantera.

La imagen de los tractores bloqueando la entrada principal de palacio de gobierno es muy elocuente y trae a la memoria aquella anécdota de Ruiz.

La ingobernabilidad es palpable. Ayer fue paralizada la capital así como la principal ruta carretera, la 45 y en la estrategia van casetas y puentes internacionales. Todo por una cerrazón central y una abulia estatal.

Encima de todo se culpa a la Conago. Si ésta es inservible no es porque sea una entelequia, como sostiene; lo es porque los gobernadores que ahí se encuentran lo son, entre ellos indudablemente él. Su ausencia de la foto oficial lo retrata de cuerpo entero en ese abandono pueril de funciones.

*** 

Si se toma como base la totalidad del personal de salud en el estado en relación con quienes se han contagiado, el porcentaje es muy bajo. Nimio.

Apenas mil 341 personas vinculadas a la atención de salud contra un padrón de 33 mil en el sistema federal y estatal.

Pero si se compara con el personal estrictamente estatal que se encuentra en la atención de pacientes, Servicios de Salud e Ichisal, los números empiezan a preocupar. Es la mitad de los dos mil 600 más menos que existen a la fecha.

De ellos han muerto 22. No son números pequeños y hablan de que algo no se está haciendo bien de manera institucional. El problema es estructural y no del personal médico en lo individual.

En el fondo,  para los altos funcionarios estatales, los héroes de salud son héroes únicamente de dientes para afuera, por ello no debe extrañar que hayan salido a manifestarse públicamente de nuevo, con el riesgo de la persecución y acoso de que son objeto.

No sólo es el cansancio por las brutales jornadas a que son sometidos los médicos, enfermeras y demás personal en contacto con pacientes Covid.

Es el desaliento por la ausencia de apoyos elementales. Se batalla hasta por los equipos idóneos que son manejados con rigor inflexible y a cuenta gotas.

Se les suspendió el bono Covid que apenas fue recibido en tres ocasiones, como si la pandemia ya hubiera pasado.

Ahora quieren ser manejados como un elemento administrativo; son el recurso humano, como existe el recurso financiero y el recurso material. 

Son simples objetos, pese a que se trata de dar un manejo informativo humano que contrasta con la dura realidad.

*** 

Causó buena impresión el programa Escudo Chihuahua, como medida preventiva en materia de seguridad, dentro del encuentro de la organización nacional de presidentes municipales y directivos del Consejo Coordinador Empresarial.

Lo que más llamó la atención entre ellos es que el mismo ayuntamiento pudo realizar la inversión millonaria con ausencia de los otros órdenes de gobierno, que andan cuidando los aspectos macro de la seguridad, tratando ineficazmente de remediar la estela de muertos que ya alcanzó índices de otros sexenios.

Ha sido el ahorro y la administración eficiente, la que ha posibilitado realizar este programa, que es replicado en varios lugares del país.

La reunión se realizó mediante video conferencia, con la asistencia de diversos representantes del CCE nacional, encabezados por su presidente Carlos Lomelín.

La estrellita se la llevó la misma alcaldesa María Eugenia Campos que tuvo una doble participación con la experiencia chihuahuense y su representación como presidenta nacional de la Conferencia Nacional de Municipios de México.

*** 

Un militante de Morena, Luis Rascón Sáenz, comenzó a entregar de casa en casa, en colonias del Distrito 17 de la capital, tarjetas con su nombre y teléfono, además de propaganda política de su partido en defensa de la gestión presidencial.

Promueve el encampañado morenista la difusión de los logros de la administración de Andrés Manuel López Obrador. En los folletines que distribuye asienta los grandes cambios que ha traído la 4T a México en los pocos meses que lleva.

Tendría poco de cuestionable la acción de Rascón de no ser porque también trabaja en la Subdelegación del Bienestar, a cargo de Marcelino Gómez Brenes; pero además de la labor indeterminada que realiza como burócrata usa el horario laboral para su noble campaña de promoción política, muy bien delimitada a un distrito electoral de la ciudad.

La situación pasaría inadvertida si el partido en el poder fuera otro, pero resulta que en la actual administración federal eso es un delito grave; más si el personaje en cuestión usa ventajosamente la estructura de la dependencia pública para hacer presencia política y un posible acto anticipado de campaña.

Luis Rascón Sáenz fue elegido como consejero en las pasadas elecciones internas de Morena en octubre del año pasado, en aquel proceso invalidado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. 

Desde aquellos ayeres el militante puso sus cartas sobre la mesa, mostró su interés, seguramente legítimo, de buscar una candidatura. Se le olvidó, sin embargo, que hay reglas claras para aspirar y una de ellas es no usar el poder público con fines electorales, práctica común que quién sabe de dónde aprendió si tan escrupulosos que son los de Morena.

*** 

El síndico municipal Amín Anchondo quiso sorprender a los medios y a la opinión pública cuando el mediodía del jueves salió a festinar en su cuenta social twitter que el Instituto de Transparencia le había dado la razón por una denuncia promovida por la oficina que encabeza en contra del Instituto Municipal de las Mujeres.

Lo que no dice el síndico es que de lo único que se trataba su denuncia es de un error de publicación ya que el Instituto de las Mujeres había publicado en un lugar distinto al que lo debía hacer y lo que se hizo fue atender la recomendación del órgano garante y ponerlo a disposición de los ciudadanos en el lugar señalado. 

No conforme con ello, Anchondo busca engañar al respetable cuando en el fondo sabe que la información requerida le fue entregada en tiempo y forma derivado de las observaciones de su revisión.

El funcionario municipal entonces cuenta con copias simples de todos los convenios.

Huelga decir que el Instituto Municipal de la Mujer publica y actualiza 76 formatos cada trimestre y cuenta con una calificación brindada por el propio Ichitaip de 99.87% en el cumplimiento, en estos formatos se muestra toda la actividad que realiza como ente público: la organización, los sueldos, los viáticos, los contratos, los programas, la normatividad, entre otros que son una radiografía del cumplimiento de las responsabilidades.

***

La imagen que mostramos en versión digital de GPS es de Alfredo Lozoya, el alcalde parralense, en uno de los comederos más tradicionales de Cuauhtémoc.

Presumen en dicho lugar comida sierreña con peculiar toque gastronómico de la región. Pero no fue el alcalde sólo a compartir bocado suculento de mediodía con su Secretario del Ayuntamiento y con la vocera Roxana Vázquez.

Se reunió con la colega periodista Brenda Chacón, que saltó a la fama estatal por un lamentable incidente de misoginia y discriminación protagonizado por Israel Beltrán Montes en su tradicional noticiario.

El asunto trascendió a nivel estatal, incluso con presión para iniciar un procedimiento que cancele la concesión. Beltrán envió disculpas y la colega las aceptó, pero aun así mantuvo firme su decisión de separarse de la empresa.

Ahora ocupará gran parte de su tiempo en la realización de programas de promoción de la mujer y sus derechos.

Ahí quedó todo.