‘Gobernar no es enchílame otra…’

0
48

La precandidata a gobernadora por el PAN ha tenido éxito hacia el interior de su partido porque ha enfrentado con el valor necesario a quien más daño le ha infligido

LA COLUMNA / de El Diario / martes, 05 enero 2021 |

-‘Gobernar no es enchílame otra…’

-¿Pisteando y manejando?

-Batallan los naranjas para la ‘unidad’

-Lalo tenía todo planchado con Manuel

Se siguió de largo Maru Campus con su estancia en Ciudad Juárez. Llegó el sábado por la tarde, arrancó su precampaña el primer minuto del domingo con el frío calando los huesos, se retiró a dormir un rato y continuó al medio día con su evento masivo hasta donde la sana distancia se lo permitió, en el estadio Benito Juárez.

Demostró la alcaldesa en ese acto por qué anda arriba en las encuestas sobre todos los aspirantes a la gubernatura. Unos 400 vehículos solo para acto de precampaña entre la militancia azul fronteriza que tiene alrededor de mil delegados con derecho a voto en la elección interna del 24 de enero.

Más allá de su capacidad de organización y la eficacia de su propio equipo, la precandidata a gobernadora por el PAN ha tenido éxito hacia el interior de su partido porque ha enfrentado con el valor necesario a quien más daño le ha infligido a su propia familia partidaria en Juárez y en todo el estado, Javier Corral.

Ayer siguió Maru todo el día en Juárez. Durante la mañana en una entrevista radiofónica con el maestro Héctor Javier Mendoza Zubiate certificó ese talante característico solo de personalidades autónomas y recias.

Dijo que gobernar “no es enchílame otra, ni son ocurrencias” en innegable alusión a su compañero de partido el gobernador, que ha manejado la administración estatal precisamente con ocurrencias, ineficacia y frivolidad infinita.

Los panistas de Juárez, la clase empresarial y los llamados líderes de opinión no tienen duda que una cosa es Campos y otra muy distinta Corral aunque formen parte del mismo partido.

En esta frontera y en el resto del estado solo les ha ido bien a unos cuantos blanquiazules mantenidos en la nómina gubernamental por Corral, pero a la inmensa mayoría lejos de ese círculo le ha ido peor que si gobernara el PRI o cualquier otro partido de oposición.

Esa oportunidad le ha venido de maravilla al equipo de la alcaldesa.

***

Hemos dicho hasta el cansancio que los colaboradores de Javier Corral nomás su mal ejemplo siguen. O los malos ejemplos. Es larguísimo el plural. Al fin y al cabo no hay ninguna repercusión, vaya, ni un jalón de orejas.

Ahora tenemos la imagen de una funcionaria de primer nivel en la Coordinación de Comunicación Social, Ibeth Mancinas, -una de las usadas por su jefe “Igor” del Castillo para atacar a periodistas- ingiriendo cerveza en el interior de un automóvil y preguntando “¿qué se toman?”

La foto fue colocada por la funcionaria estatal en su estado de WhatsApp durante el domingo; irónicamente, en la parte superior aparece la imagen de Corral cómodamente sentado.

Mancinas presume unas cervezas junto a otras dos personas, otra mujer y un hombre que sonríen a la cámara sin temor alguno a policías viales o municipales.

Es el quinquenio de los superficiales.

***

Lo que mal empieza, mal acaba. Algo no están haciendo correctamente en Chihuahua los operadores de Dante Delgado para su partido, Movimiento Ciudadano.

En Parral ya venía perfilado como candidato a la alcaldía el profe diputado local, Lorenzo Arturo Parga, incluso fue discretamente registrado como tal el sábado, pero el mismo sábado fue colocado en la palestra también como precandidato el comunicador, César Peña Valles.

Ahora nos aseguran que el candidato será Peña Valles y tumbarán al profe Parga que tanto trabajó la milpa.

Todo empezó mal desde que fue nombrado como dirigente estatal del MC el exrector de la Autónoma de Ciudad Juarez, Jorge Quintana Silveyra, luego fue desnombrado y colocado en su lugar el ahora exsecretario del Ayuntamiento de la capital del mundo, Francisco Sánchez Villegas.

Este martes será presentado oficialmente como candidato naranja a la alcaldía el presidente municipal suplente, Rodolfo “El Güerito” Martínez. Aquí son difíciles las sorpresas, él operó la posición directamente en la Ciudad de México con el propio Dante Delgado.

Pero de ahí en fuera, anda el desorden de regular hacia arriba.

***

El delegado de Morena para Chihuahua, José Ramón Enríquez, no ha concluido la tarea encomendada con la elección impugnada de candidato a gobernador, que favoreció al juarense Juan Carlos Loera de la Rosa.

Dentro del partido todavía hay mucho trabajo por hacer, pues la designación de un candidato a gobernador no implica que el resto de las candidaturas (a presidentes municipales, diputados locales y diputados federales) ya se encuentren definidas a favor de un grupo.

La realidad es que hasta ahora no hay acuerdo para la selección de los candidatos que faltan. Y hay interés especial en no fallar a la hora de elegir a los aspirantes a las diputaciones federales, pues la prioridad de Morena y del presidente Andrés Manuel López Obrador es no perder la amplia mayoría legislativa con la que comenzó su administración.

Desde los tiempos de Ernesto Zedillo los presidentes han comenzado con mayorías en la Cámara de Diputados. Unos más que otros han tenido a San Lázaro de su lado en la primera parte de su sexenio.

Pero también han perdido el aval legislativo en la segunda parte de la administración.

Así les pasó a Vicente Fox y a Felipe Calderón, mientras que Peña Nieto estuvo cerca de padecerlo de no ser por el pacto con el albiazul, cuyos legisladores le aplaudían todas sus reformas.

El caso, pues, es que Morena no quiere experimentar un Gobierno federal sin mayoría y de preferencia sin mayoría calificada, pues 2021 será el refrendo o rechazo de la administración de López Obrador.

De ahí que el delegado regional deberá sentar a los grupos internos para hacerles entender que una candidatura no define a las demás y el objetivo, más que las gubernaturas, es sostener esa mayoría legislativa que es la más sólida de los últimos sexenios.

***

Sin contratiempo alguno fue electo por ayer por aclamación Eduardo Ramos Morán como nuevo presidente del Centro Coordinador Empresarial (CCE) en Juárez. Suple en el cargo a Rogelio González Alcocer, presidente de Canaco.

Hay grilla y no poca entre los agremiados al CCE, pero esta vez fueron reservadas los cuestionamientos porque desde días antes de la Navidad quedaron “planchadas” las cosas entre los dos actores principales a la sucesión, Manuel Sotelo, de la Asociación de Transportistas, y el designado Ramos.

Por estatutos le correspondía la nueva coordinación de CCE a Sotelo. Ramos pidió oportunidad al menos por los meses que le restan al frente de su cámara, la Coparmex, pues ahí tienen presidente electo, Jorge Mario Sánchez Soledad, pero tomará protesta entre finales de marzo o principios de abril.

De ahora hasta aquella fecha será Ramos, pero enseguida le toca a Sotelo, que aprovechará el tiempo para su recuperación plena tras una fuerte crisis de salud el Covid.