Exhibe toque de queda más incompetencia

0
21

No tuvo Corral más creatividad ni capacidad contra los contagios que aventar a sus policías contra los negocios y contra la población

LA COLUMNA / de El Diario / jueves, 05 noviembre 2020 |

-Exhibe toque de queda más incompetencia

-Una histórica lección democrática la de EU

-Ni el Buen Fin los va a salvar

-Morenista con las manos en la masa

Los vecinos de un fraccionamiento, el San Ángel, se unieron para colectar alimentos y llevarlos al personal de salud de un par de hospitales. Hace semanas los “héroes” han clamado por apoyo para fortalecer su prolongada y desgastante estancia, en la trinchera contra la pandemia.

De forma paralela, Javier Corral decidió limitar las actividades económicas en todo el estado y ampliar los castigos a toda la sociedad por violar restricciones sobre movilidad. Ninguna clemencia para la actividad comercial, empresarios ni empleados que dependen de ahí.

Declaró el gobernador un toque de queda de hecho contra los chihuahuenses pero no anunció un solo peso de apoyo, una colecta de alimentos, más personal de salud, bonos por su trabajo, medicamentos… oxígeno, camas para combatir el Covid en la primera línea de ataque. Nada.

No tuvo Corral más creatividad ni capacidad contra los contagios que aventar a sus policías contra los negocios y contra la población. Ahora salió con la perturbación de pedir al Congreso del Estado una “ley para el uso cubrebocas”, como si hubiera una ley para el uso de condones, o de gafas para el sol, o de protector solar para evitar el cáncer de piel.

Ha sido un absurdo de principio a fin el mandatario para enfrentar la letal epidemia. Se ha manejado primero con soberbia ignorancia y después con déspota conducta. En febrero y marzo desdeñó inclusive personalmente la gravedad del peligro que se avecinaba, y una vez iniciada la histórica crisis no quiso ni pudo enfrentarla. Ahora luce desesperado y torpe. ¿Un taxi podrá trabajar sin restricciones pero no un Uber o Didi? Disparatado, lo mínimo.

En abril fue decretado el primer semáforo rojo con implicaciones particularmente negativas hacia las actividades económicas pero al menos con modestísimos apoyos hacia pequeños comerciantes y bonos para los héroes de la salud. Hoy ni lo uno ni lo otro, solo castigos.

Conforme se agrava el ataque del Covid-19 y conforme se aproxima el fin de su administración, Corral exhibe que nunca estuvo preparado para el cargo que ostenta y por el que le ha costado muchísimo dinero a Chihuahua, no solo en viáticos, vuelos y sueldo personal, sino miles de millones en pérdidas por sus pésimas decisiones. El nuevo toque de queda es una de ellas.

***

Al filo de la butaca fue colocado martes y miércoles el mundo entero con la aleccionadora jornada electoral de los Estados Unidos.

Altamente competida, históricamente nutrida en participación ciudadana para momentos de crisis sanitaria por el Covid-19 y sin más estallido social que los gritos de Donald Trump para evitar el recuento de votos que le perjudicarían su intención reeleccionista.

El demócrata Joe Biden se encaminaba ayer tarde-noche a lograr los 270 votos electorales para conseguir la Presidencia de los Estados Unidos pero con Trump pegado a los talones en actitud de revertir los números anoche mismo con tuits o en los tribunales jurisdiccionales correspondientes.

En la memorable votación (más del 66 por ciento del padrón nacional) ha superado Biden los 70 millones de sufragios “populares” contra más de 68 millones y medio del actual jefe de la Casa Blanca, diferencia insuficiente para clarificar los números en los votos electorales aportados por cada uno de los estados del país.

Aunque la competencia ha sido muy cerrada y sin duda vendrán pleitos en órganos electorales con alcance hasta la Corte Suprema, las señales venideras son de paz social una vez entronizado el ganador en el Poder Ejecutivo.

Ya vendrán los análisis posteriores sobre la alta competencia y las razones del rechazo ciudadano a un segundo mandado en favor de Trump, si es que la tendencia siguió favoreciendo al azul Biden.

Los números son muy cerrados entre ambos contendientes, sí, pero muy similares para Trump a los de hace cuatro años, lo que significa que preservó su voto duro y no aprovechó el poder para colocar a más cantidades significativas de ciudadanos de su lado.

***

Fuera de las cúpulas empresariales, que presionaron para un acuerdo racional de restricciones, el nuevo decreto sanitario dado a conocer ayer impactará en la base de la economía privada. Abarcará precisamente los dos fines de semana principales que eran la última esperanza del consumo, el Buen Fin.

La prohibición de toda actividad contempla, de entrada, los dos días previos al inicio del programa de incentivos y luego el fin de semana central, el de la primera quincena de noviembre. Si las cosas no marchan bien todavía podría ampliarse una o dos semanas más.

A la fecha, menos del 20 por ciento de los comercios locales tendrán ventas en línea, que serán la única tabla de salvamento para los negocios, así que la mayoría ya podrán despedirse del Buen Fin que este año se planeó del 9 al 20 de noviembre.

Todos los días comerciales, en los que comúnmente las empresas alcanzan sus mejores ventas, han sido cancelados este año. El semáforo rojo decretado por el Gobierno del Estado al comienzo de la emergencia fue una estocada que no se midió y que impuso una tendencia a la baja en lo considerado “no esencial”.

El reinicio de clases escolares en septiembre era una de las esperanzas para una reactivación que no se dio y el Buen Fin era la última esperanza, porque el consumo en bienes de alto valor se dispara en esa fecha más que al fin de año, cuando priva el consumo de bienes de uso inmediato por las fiestas, las cuales seguramente tampoco podrán realizarse con normalidad.

Llegar a estas alturas del año con su economía hipotecada y sin esperanzas, como lo han reportado las empresas chicas y medianas a la Canaco y Coparmex, principalmente, será mortal para miles de negocios.

***

El expriista Fernando Meléndez, quien se presume como un efectivo operador electoral con presencia en todo el estado, ha sido denunciado por poner a la venta candidaturas y posiciones dentro de Morena, el partido que lo acogió desde la llegada de la 4T. Obviamente no tiene las facultades y menos las garantías de que cumplirá lo que ofrece, así que fue agarrado con las manos en la masa.

Nuevo militante morenista que asegura ser de izquierda de toda la vida, Meléndez Bailón comenzó a promoverse como próximo delegado regional de Morena para el estado de Chihuahua, por su supuesta cercanía con el nuevo dirigente nacional, Mario Delgado.

Su “segura designación” como delegado, según lo ha confiado a ciertos morenistas enlistados en su proyecto, sería el paso previo para ser nombrado nuevo dirigente estatal, en el lugar del profesor Martín Chaparro Payán.

Más allá de que Meléndez ha sido catalogado como conflictivo por pelearse con consejeros morenistas y varios precandidatos a los que ya había ofrecido su apoyo, ahora enfrenta quejas porque ha puesto a algunos ingenuos a recabar su papelería. Y al estilo tricolor les pide que estén pendientes de la llamada para registrarse como aspirantes formales, porque ellos serán los elegidos.

A cambio, también al viejo estilo priista, solicita cantidades diversas según la aspiración de los cuatro o cinco incautos que le han creído. Les dice que es un apoyo para acelerar los trámites, tener viáticos, gasolina y demás.

Por la cantidad de quejas se espera un reclamo fuerte del dirigente Martín Chaparro y del Consejo Estatal de Morena, ambos en alerta por dichas prácticas que no tenían precedente en el partido que presume de cero tolerancia a la corrupción.