El silencio de Maru -La sentencia de Corral -El veneno de Lucha -Vienen arrestos

0
104

Acento Noticias / 16 de julio 2020

La alcaldesa María Eugenia Campos Galván, ha tomado la decisión de no hablar más en público, el tema de los moches del ex gobernador César Duarte Jáquez, y el gobernador por su parte Javier Corral, tomó la propia:  No recibirla en privado nunca jamás.

Es cierto que las posiciones son respetables, pues ni a su propio partido (el de ambos) ni a la sociedad le permite armonizar, menos en una emergencia nacional de salud, en crisis de salud de seguridad y económica.

Es decir, las diferencias añejas y actuales entre ambos servidores públicos panistas de primerísimo nivel, no pueden ser trasladadas a los chihuahuenses tan ocupados en otros en lo básico, lo más sencillo, mientras se atenta contra la gobernanza en de las otra de crisis; la política.

La alcaldesa cierra la boca para no oralizar más sobre las acusaciones en su contra y seguramente bien hará, sin embargo, sus dichos y acciones fueron suficientes para provocar la ira del irascible.

Por su parte, Corral sabe que las simpatías electorales están de lado de la alcaldesa y que es el momento de inhabilitarla políticamente, por la vía judicial; de lo contrario equivaldría a victimizarle y por lo tanto a fortalecerla y sin quererlo regalarle el escenario estatal

Desde luego que estamos hablando sobre el campo de la política, sin dejar de lado el tema jurídico, en donde el derecho debería de ser el que prevalecer y no la sucesión.

La que si se pasó de lista como se decía antes, fue Lucha Castro la ex consejera jurídica, quien publicó en su red social, que por ella pasaba la nómina secreta de Duarte y por lo tanto la alcaldesa Campos Galván el senador, Cruz Pérez Cuéllar y otros personajes fueron beneficiarios.

Lucha dejó su dicho por algunos minutos, luego lo borró;  como abogada que es o alguien le informó, que por tan afirmación, puede ser llamada a mínimo a declarar por la autoridad judicial.

Ya se conoce que Lucha no actúa de oficio y que desde la izquierda, es la más azulada y también protegida del gobernador Javier Corral, sin dejar de lado que los suyos, los de izquierda, también podrían estar en la famosa lista de beneficiarios.

Por qué Lucha Castro, tuvo o tiene la lista de la nómina de Duarte en sus manos, sería la pregunta básica. Antes de acusar o exhibir a las personas, nos debe esa pequeña, pero fundamental explicación.

Lazar oficiosamente la piedra para quedar bien con su ex patrón Corral, es irresponsable, bueno si es que Lucha no está en otra nómina secreta. Al tiempo; En política hay que tener la cola muy corta y la lengua muy limpia.

Por cierto, trascendió desde la Fiscalía General del Estado, que en las próximas horas, un juez librará por lo menos un par de órdenes de aprehensión en contra de dos personas involucradas con el duartato.

Desde luego que se trata de expedientes que ya estaba en proceso antes del arresto del ex gobernador; se supone que no son los expedientes relacionados con la famosa nómina secreta.

Sin embargo a cómo andan los ánimos coléricos del gobernador, todo se puede esperar, pese al dicho de que la Fiscalía General del Estado, nada tiene qué ver con los temas políticos y menos los electorales.