Arreglo a medias; agricultores siguen inconformes

0
230

Accede Conagua a cerrar una válvula de Las Vírgenes y a no tocar La Boquilla; campesinos liberan carretera, pero continúan en plantón

Venessa Rivas Medina | El Heraldo de Chihuahua / 22 de agosto 2020

Tras 3 días de plantón por la defensa del agua, agricultores logran que una de las dos válvulas de las presa Francisco I. Madero, mejor conocida como Las Vírgenes, se cierre.

Don Salvador Alcántar Ortega, presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, señaló que tras la reunión con autoridades locales se logró el cierre de una de las válvulas, sin embargo hasta verificar que sea cierto y se dé la reunión con autoridades fedeales, se liberará el primer cuadro de la ciudad.

Desde temprano, los agricultores hicieron un llamado a una huelga de pagos a la JMAS y CFE, por lo que incluso se organizarán algunas brigadas para que en caso de corte se reconecte a los usuarios, a fin de que los habitantes no se vean afectados.

Desde hace tres días se mantuvieron en plantón en las inmediaciones de Palacio de Gobierno, donde una y otra vez han reiterado que Juan Carlos Loera de la Rosa, el superdelegado en Chihuahua, es un traidor que con su incompetencia poco ha abonado a la causa, por lo que se consideraron “huérfanos” de representantes tanto estatales como federales, ya que sólo han recibido el apoyo de la ciudadanía.

Ayer, tras varias horas de reunión con el secretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta Soulé; el secretario de Desarrollo Rural, René Almeida; Carlos Olson y Joel Gallegos, se informó del cierre de una de las válvulas de Las Vírgenes, con ello se anotan un triunfo, tras solicitar que Javier Corral, gobernador de Chihuahua, diera la cara a los agricultores.

Al salir de la reunión, los líderes campesino, entre ellos José Ramírez Licón, presidente municipal de Rosales y del módulo de riego 6, informaron sobre el cierre de la válvula y que La Boquilla no se tocaría, con el compromiso de que los productores liberarían de inmediato el bloqueo carretero en la rúa Chihuahua-Delicias, a la altura de Lázaro Cárdenas.

Además los secretarios de estado hicieron el compromiso de que la próxima semana el gobernador encabezaría la comitiva de 6 productores a la Ciudad de México, situación que tuvo que negociarse, pues las autoridades pedían que don Salvador Alcántar y Andrés Valles no fueran parte de la comitiva de productores.

La reacción de los campesinos fue de apoyo total al presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, ya que es su representante.

En la reunión con autoridades federales, principalmente con el presidente Andrés Manuel López Obrador, se dará a conocer la situación que priva en Chihuahua y por supuesto el Tratado de Aguas de 1944, donde se establece que de presas nacionales no se puede trasvasar para el pago.

“Es el inicio de una buena negociación, no estamos conformes porque están trasvasando volúmenes importantes y eso no lo debemos permitir”, aseguró Alcántar Ortega.

Agregó que hace 18 meses iniciaron con este problema y con esta primera negociación van caminando hacia una solución.

Salvador Alcántar agradeció la solidaridad de la ciudadanía, quienes se unieron a la lucha. “Es una lucha muy digna por un derecho legítimo que tenemos, en poco tiempo avanzamos, no es lo más satisfactorio pero ganamos un pasito, con el cierre de una válvula, es la mitad de extracción, nos dará oportunidad de seguir negociando”.

Señaló que de acuerdo con las cifras que da Blanca Jiménez, titular de Conagua, busca abatir las presas. El ciclo agrícola concluye el 30 de septiembre, por lo que miente al decir que culmina el 24 de agosto. La preocupación es porque a 21 días de agosto no se ha registrado una sola precipitación, la sequía que azota a Chihuahua es muy grave.

“¿Por qué Conagua sólo voltea a Chihuahua cuando hay otros tributarios?, que informe la cantidad de agua que se ha extraído, pero no tienen la información”.

Consideraron que han sido traicionados por Chihuahua, pues desde hace 18 meses han buscado tener acercamiento para confrontar los datos técnicos, ya que le está dejando a Chihuahua todo el paquete, cuando son 6 tributarios, así como los escurrimientos de algunos ríos como el San Juan.

Blanca Jiménez afirmó que el agua para este ciclo agrícola está asegurada, pero no para el próximo año, pues si siguen extrayendo el agua se verá mermado en un 60% el próximo ciclo agrícola, situación que generará una crisis para el campo, donde no se contará para producir alimentos suficientes, los cuales se verán encarecidos, a lo que se suma el problema social de cientos de familias que se verán forzadas a desplazarse a las manchas urbanas, como sucedió en la década de los noventa donde muchos de los jóvenes de esas familias desplazadas se convirtieron en presa fácil del crimen organizado.

Por muchos años, los agricultores han ahorrado agua en las presas, ello con el cierre de éstas hasta por 5 meses, antes se sembraban dos o tres cultivos, pero ahora sólo es un cultivo, el año que entra cultivos de cebolla, chile o alfalfa no se sembrarán.

Se mencionó que cada gota de agua que sale de la presa es vida para el estado, pues desde San Francisco de Conchos hasta Ojinaga se vive del campo. “Lo que queremos es que se nos escuche y atienda las necesidades del sector agrícola”.

Destacó que el problema ya se ciudadanizó y ello ayudará a que haya una solución definitiva. “Este es un problema de todo mundo, están haciendo uso de las concesiones de los agricultores y eso es un delito, esas extracciones son una falta legal”.

Don Chava señaló que sufrieron actos de represión, sobre todo cuando fueron a San Luis Potosí donde pretendía entregarle al presidente Andrés Manuel López obrador un escrito.

Relató que los empezaron a seguir desde el estado de Coahuila, desde la ciudad de Torreón hasta San Luis, al llegar los sitiaron. Denunciaron que cayeron en una trampa que les tendieron, ya que les indicaron donde se iban a manifestar, pero en ese momento llegó Policía Municipal y Federal, quienes los bajaron de los autobuses, por lo que no pudieron llegar, “fue un trato degradante que no merecemos los chihuahuenses”.

Mencionaron que no son delincuentes, y con la Guardia Nacional los están tratando como tal, sin embargo descartaron ir a enfrentarse con ellos, pues “una vida no vale un chorro de agua”.

La exigencia de los agricultores es que detengan el saqueo de agua, pues Conagua pretende sacar 134 millones de metros cúbicos de Las Vírgenes y 270 millones de metros cúbicos de La Boquilla, con lo cual dejarán abatidas las presas con el riesgo de que se les ocasione daño en su infraestructura.

Al verificar el cierre de la válvula, los agricultores se marcharán, pero la lucha no cesará.