2021: Maru será factor; nunca gobernadora

0
614

Acento Noticias / 15 de agosto 2020

LA ALCALDESA de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, aparece en las encuestas como la aspirante con mayores posibilidades en este momento de convertirse en la próxima gobernadora de Chihuahua.

Así lo dicen por lo menos las encuestas Mitofsky, Massive Caller y Demoscopia Digital, cuando la variable mide a personas y en donde incluso, alcanza los 10 puntos porcentuales, mientras que cuando se mide a los partidos políticos Morena, se coloca cinco puntos por arriba de Acción Nacional.

Campos Galván tiene grandes posibilidades si va por Acción Nacional, pero tiene tres grandes problemas: el primero es la confrontación creciente con el gobernador del Estado, Javier Corral Jurado a quien recientemente le jugó las contras con la Reforma Política; la investigación penal en curso sobre el dinero que el ex gobernador César Duarte le habría entregado cuando era diputada local y luego para su campaña política.

El tercero, que no es de menor importancia, es que la dirigencia nacional de Marko Cortez, le ha retirado el apoyo ante argumentos expresados por el gobernador.

En este escenario el de la dirigencia nacional, se puede dejar pasar que Corral puede llegar a la dirigencia nacional y ya saben cómo es, diría sin decirlo, el ex gobernador César Duarte Jáquez.

La alcaldesa capitalina conoce que esas tres circunstancias, son suficientes para desactivarla políticamente por lo menos desde el PAN, pero también que el candidato del Gobernador es el senador Gustavo Madero Muñoz, lo que llevaría a Campos Galván a analizar otras posibilidades, que en realidad son dos.

Buscar una candidatura independiente, lo que sería muy novedoso por tratarse de una mujer, pero además arrastraría su estructura panista actual sin problemas y luego podría atraer el capital suficiente de empresarios afines a su proyecto y también de piel azul.

La otra posibilidad es comprar una marca, de algún mini partido, aprovechar las prerrogativas oficiales.

En estos escenarios, María Eugenia Campos, va a ser factor en el próximo proceso electoral. Seguro es que puede estar en alguna boleta, pero lo más probable es que no será en la del PAN.

Si va por otra que no sea la azul; las puertas por lo tanto estarán abiertas para que Morena gane la elección del 2021, aunque haya alianzas PRI-PAN, y en donde el candidato de la Presidencia de la República sería el ganón.

No sería lo mejor para el gobernador Corral, pero sería la Hipótesis menos peor pues sabe que con Cruz Pérez Cuéllar y con Campos Galván, sería el acabose de su carrera política, pues el revanchismo es odioso: lo perseguirán hasta llevarlo al confinamiento obligatorio en el algún Cereso local o federal. Ese es el tamaño de la circunstancia.