*PREMATURO DESTAPE DE CORRAL * ONEROSAS FACTURAS DEL EXABRUPTO * EL VERANO CALIENTE 34 AÑOS DESPUÉS * RUBÉN ¿CON LOS PIES POR DELANTE? * CONSUMADO EL ATRACO A FIDEICOMISOS

0
12

La Visión de Chihuahua / 7 de octubre 2020

Javier Corral calculó mal los tiempos políticos, su prematuro destape a la Presidencia de la República lo puso muy temprano en la mirilla rencorosa del Tlatoani, un hombre autoritario por convicción que no acepta retos a su poder absoluto, haciéndolo cliente asiduo de sus diatribas matutinas.

Ayer el Presidente volvió, otra vez, con la narrativa de politiquerías electoreras contra el gobernador y “las cúpulas” de los agricultores. Insiste en responsabilizarlos del incumplimiento con el Tratado de aguas, siendo que las presas de Chihuahua están saqueadas. ¿Qué mas desean? Escurrirlas no se puede.

“Se está trabajando para cumplir el convenio (Tratado), en el caso de Chihuahua no se ha podido lograr ningún acuerdo por que ellos no quieren entregar la cuota que les corresponde. No es el pueblo de Chihuahua, son los intereses, la cúpula, los que están utilizando este asunto gravísimo con propósitos electoreros”, machacó en la tribuna matutina.

Jamás lo sacarán de ahí, es un hombre orgulloso de su terquedad resuelto a doblar, por las buenas o las malas, a cuanto opositor desafíe su autoridad. Javier es uno de ellos, no lo soltará hasta despedazarlo o tenerlo por sometido a su fuero, haciéndolo jurar mil veces su lealtad ciega al nuevo régimen.

En otras condiciones un diferendo así se resolvía con diálogo y voluntad de las partes, buscando soluciones aceptables para el derrotado; en las actuales no buscan soluciones, quieren sumisión total a cambio de clemencia. Es lo que hay, por eso Javier erró cuando decidió jugar en la cancha y con las reglas impuestas por López Obrador.

Ayer lució chiquito en San Lázaro, pese a estar arropado por diputados del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Con declaraciones ordinarias como esa de que “no permitimos, no estamos dispuestos a consentir que las mentiras, manipulación y toda esa narrativa de estigmatización…” y el bla bla bla bla tantas veces repetido contra AMLO no llegará a ningún lado. Lo escucha el Presidente y piensa en una ternurita.

Un peso pluma jamás ganará a un peso completo, decía, con razón, Miguel Etzel. El problema es que no pierde Javier, es el gobierno y la entidad los que pagarán esas cotosas facturas y lo veremos reflejado en una crisis financiera y parálisis en la inversión. Chihuahua ha visto muchas veces esa película.

El desencuentro empezó como un exabrupto desafiante con propósitos futuristas, tomar el liderazgo de la oposición rumbo al 2024, y se ha prolongado hasta convertirse en un distanciamiento que canceló toda comunicación entre ambos. Como niño caprichoso, López Obrador le aplicó la ley del hielo. Igual que Salinas a los perredistas, ni lo ve ni lo oye.

Javier está reconociendo, al fin, que sólo no puede, por eso cabildeó la víspera para que diputados de tres partidos lo acompañasen en su presentación ante los medios. Bien el esfuerzo, pero necesita sobre todo arroparse en los sectores productivos y la sociedad organizada de Chihuahua, con un discurso en favor de Chihuahua.

Verse y estar respaldado por la comunidad que gobierna lo colocaría en otra dimensión, sólo no llega ni al 2021. Aquí está el problema; no tiene cara con que pedir apoyo si ordinariamente él también desprecia a los aliados naturales de su partido y a las fuerzas productivas. Recordemos como, ganadas las elecciones, solía presumir que llegó al gobierno sin compromisos.

Bien, pues dado su acelere político, efectivamente con intereses electorales personalísimos, le vendría bien empezar a generar ciertos compromisos con esos actores claves a los que decidió ignorar durante lo que va de su gobierno. Para ello necesita bajarle una rayita a su ensanchada soberbia y percatarse que Chihuahua es más grande que sus ambiciones.

No es tarde, Javier, los chihuahuenses saben ver por su estado. Se su líder.

Rompeolas

Aquel Verano Caliente del 86 vuelve a estar presente en la escena política de la entidad, 34 años después. Maru Campos hace sinergia con Enrique Krauze, uno de los intelectuales e ideólogos políticos que vivió muy de cerca las intensas campañas, para sumar a su morralito. Krauze abrió espacio a la alcaldesa en la presentación que hará el jueves de un documental de aquellas épicas campañas. Y si, ya sabe, Maru suelta su gato a retozar con su mirada puesta en las elecciones del año que viene. Ahí está la alcaldesa, pasando lista de presentes para que nadie tenga duda de que los rumores no la doblan.

……………………

Me intriga saber que sucederá con Rubén Aguilar, ahora que vinieron por la franquicia del PT que ha usufructuado con tanto éxito por más de tres décadas. El Comité Central, del que Rubén forma parte, envió a Chihuahua un comisionado especial con la encomienda de arrebatarle el poder al viejo líder. Trágame tierra, siempre pensé que a Rubén lo sacarían de la dirigencia con los pies por delante. Es un luchador macizo y a sus años sigue con la mente lúcida ¿Lograrán quitarle las siglas del partido que considera de su propiedad? ¿Tras ese delegado especial está Morena? ¿Pisó un cayo que no debió pisar? Esta parte de la política doméstica es necesario aclararla, sólo para efectos de satisfacer el insano morbillo.

………………….

Al tercer jalón, dos veces fracasaron, diputados de Morena, el PES y Verde consumaron el atraco contra 109 fideicomisos, listos para que en la segunda sesión entreguen el importe de 64 mil millones de pesos a Líder Amadísimo y Sumo Tlatoani. Servicio, lealtad ciega y sumisión hasta la ignominia. Ciencia, cine, cultura, municipios, desastres naturales, deporte, becas, todos los fondos quedaron para que los maneje a discreción el ciudadano Presidente. Es la transparencia democrática y austeridad juarista de la 4T.