Otra pifia del ‘juez’ Corral en caso Susy

0
237

El Diario de Chihuahua / martes, 07 julio 2020

-Plantón en tema de Pin Parental

-Mala noticia hospitalización de Secretario

-“Santa Roba” y la alberca que no termina

Terrible la pifia y todo lo que la rodea. Impunidad y descaro vil para la familia de Susy y la sociedad en general. 

Ni un solo elemento de prueba pudo presentar la Fiscalía de la Mujer contra el esposo acusado de asesino. Honor e imagen destrozados con facilidad increíble sin pudor alguno. “Tenemos los resultados en menos de una semana”, dijo el gobernador, Javier Corral, al felicitar a la Fiscalía por la detención del ahora liberado, Oswaldo.

Fueron graves las inconsistencias en la indagatoria, que van desde la extracción ilegal de información del inculpado, hasta la integración deficiente del expediente. Incluso fue engañado para detenerlo en la misma casa donde ocurrió el homicidio.

Se acreditó que Oswaldo, el presunto responsable, nunca estuvo en la escena del crimen, incluso con la misma información de video vigilancia con la cual la Fiscalía pretendió enlazar la evidencia para inculparlo.

Estaban desesperados por la decisión del juez de control. Ahora habrán de apelar, con los mismos débiles elementos, sin explorar nuevas líneas de investigación.

No aceptan la incapacidad existente. El oso incluyó felicitaciones a priori del mismo gobernador, que sin necesidad, usa el micrófono para reconocer investigaciones eficaces, basada en testimonios, confesiones, uso de tecnología y un largo etcétera.

El comunicado de prensa y el video que aún circulan en internet, son demostración palpable de la ligereza con que Corral mediatiza información sensible, con descrédito total al cuerpo de investigación.

Pasadas las tres de la mañana, tras una maratónica audiencia, salió libre, ante la incapaz Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer, para sostener la acusación. Ni siquiera un “Usted disculpe”.

La violación al debido proceso sin pudor alguno.

 ***

Ya estaba apalabrada una reunión mediante la cual la presidencia del Congreso recibiría un documento firmado por más de cuatro mil integrantes de organizaciones de la sociedad civil, que apoyan el Pin Parental.

Pero contrario a la palabra empeñada, funcionarios legislativos se echaron para atrás. Mandaron a una de sus gentes para recibir el escrito. El pretexto fue que si los recibían a ellos tendrían que recibir a cualquier otro grupo social.

En el fondo no quieren contradecir a Palacio de Gobierno. Desde el nuevo amanecer irónicamente se promueve la educación sexual con fines muy inclusivos en sus diferentes géneros, sin reparar en que se trata de menores de edad, y que por ello son protegidos por la misma ONU y diversos ordenamientos convencionales.

La imagen que mostramos en nuestra edición digital lleva todos los logotipos del gobierno del estado, es publicidad de la administración panista diciendo NO a la figura que le permitiría a los padres de familia autorizar ese tipo de educación, incluyendo el escándalo por la presencia de pláticas con Drag Queen.

Los representantes de las organizaciones se quedaron esperando en la entrada del estacionamiento del recinto legislativo, porque no pudieron siquiera cruzar la puerta.

 *** 

No será nada sencillo a partir de ahora ajustar los números de contagiados, muertos y hospitalizados, porque Hugo López Gatell se apropiará y ventilará los datos estatales desde su plataforma nacional.

Cada día pondrá en aprietos a alguna entidad federativa. El problema es que los números no coinciden ni van a coincidir.

En el caso de Chihuahua se toma en cuenta un muestreo de contagios que está fuera del sistema nacional de seguimiento epidemiológico, porque no cumple con todos los requisitos técnicos. El brinco de 600 contagios hace dos semanas fue producto de ello.

Además, el gobierno federal presenta datos por semana a manera de Tasa de incidencia por cada cien mil habitantes. Chihuahua no lo hace. Sólo se limita a narrar los casos nuevos y acumulados, en un conteo sin fin, con correcciones de cifras todos los días.

Esperemos que la medida obligue a epidemiología Chihuahua a conciliar de una vez por todas sus números con los federales, porque ahora resulta que de acuerdo con López Gatell vamos muy bien, contrario a los números estatales que dicen que vamos de mal en peor.

En ese contexto, la hospitalización del secretario de salud, Jesús Enrique Grajeda, no es muy buena noticia. Encendió alarma. Su ingreso a un hospital, sólo por su edad, lo hace un paciente de riesgo.

Sabemos de buena fuente que no ingresó ni de chiste a alguno de los hospitales públicos que tiene bajo su responsabilidad, ni el General ni el Central.

Es atendido sin duda en una buena clínica privada, probablemente donde tiene su consultorio, despacha también su hijo, y en donde se encuentra su interés económico por sociedad desde hace largo tiempo.

 *** 

Es dramática la lentitud en el ejercicio de recursos públicos por parte del Estado. Desde marzo se anunció el derrame “histórico” de apoyos en beneficio de cientos de miles de personas y empresas, pero nada más no llegan.

Continúa la simulación y subejercicio descarado. Es con gotero la inyección de recursos ya etiquetados que son administrados con fines políticos, en lugar de ejercerse con prontitud.

Hace unas semanas hubo autocrítica, pero nada se ha corregido.

 Del plan alimentario sólo se han ejercido 300 millones de 800 anunciados; para las Pymes sólo la mitad de 300 millones; para el turismo sólo 8 de 72 millones; De los estímulos fiscales sólo 100 de 400 millones.

Son datos oficiales que una vez más en redes sociales y show morning se anuncian sin recato, con un comunicado de prensa que no deja lugar a dudas.

Ya en julio, con graves consecuencias económicas para las empresas que dejaron de funcionar desde hace tres meses, algunas que no han podido reactivarse, otras al 30 por ciento de aforo, el anuncio de cientos de millones de pesos en promesas resulta insultante.

Los 3.4 mil millones de pesos, “que ninguna otra entidad ha invertido”, son ilusión vana, manipulación mediática, simple juego financiero que carece de sustento real.

 *** 

En vez del apellido Santa Rosa le pusieron “Santa Roba” al director del Instituto Chihuahuense del Deporte, de nombre Juan Pedro, un favorito de los memes que hacen los creativos deportistas de la ciudad. 

En una de esas cómicas creaciones -que puede verse en la versión digital de GPS- aparece el funcionario con grandes orejas de burro, sentado frente a su jefe y padrino, Javier Corral. Salieron juntos en pasadas trasmisiones de los programas de farándula que conduce el gobernador, ante la falta de actividades que realizar en esta crisis sanitaria y económica. 

En dicha trasmisión presumieron una cuestionable inversión de 33 millones de pesos en la rehabilitación de la nueva Deportiva Sur; básicamente pondrían a ese costo millonario un parquecito y pasto a tres canchas de futbol. Para eso les alcanzó en el tan publicitado Plan de Inversión 2019-2021, cuyos resultados nadie ha visto.

Todavía es hora que las críticas por ese anuncio no terminan, tanto por el monto en esos supuestos proyectos como porque otro proyecto que realmente reclama la población, el de la alberca de Santo Niño, tiene dos años de retraso. 

El área tradicional para nadar entre deportivas y población en general no ha sido reabierta ni concluida, desde que se anunció su supuesta reparación por una filtración de agua. Y esa obra se ha embolsado más de 5 millones de pesos en todo ese tiempo.

“Juan Pedro Santa Roba quiso decir que la alberca va al 9.5 por ciento, no al 95 por ciento… se confundió el chamaco”, son las palabras que ponen en boca de Corral, el gran protector de Santa Rosa; las justificaciones de Corral bien podrían ser reales, pues ha sostenido al funcionario por mas fallas y señalamientos de corrupción que enfrente. Santo Niño no es el primero ni el último… y ahí sigue.