LA LITIS DEL AGUA-MARU EN BOQUILLA-MORENOS-CONFUSION ESTACIONAL

0
13

Entre Líneas / 14 de septiembre 2020

PUES QUE NO sólo es Poncho Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y empresario de Nuevo León, cercanísismo a Andrés Manuel López Obrador, el que es señalado de presuntamente hacer negocios con el agua que el gobierno federal se llevó desde enero y que no abonó al pago del Tratado de 1944, sino que terminó, a decir de los agricultores, en manos de empresarios de Nuevo León. Resulta que otra que también estaría vinculada es ni más ni menos que Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, pues según quedó asentado en una información que fue denunciada desde marzo, la exministra de la Corte fue beneficiada con más de una docena de concesiones de agua en ese mismo estado, a pesar de que en donde se las otorgaron, existe una sobreexplotación de los mantos acuíferos y demás situaciones que hace necesario que el río Bravo siempre lleve bastante líquido, vaya, los campesinos afirman que ya salió el peine y así ha sido denunciado, por lo que si la Fiscalía General de la República pretende criminalizar la protesta y soltar órdenes de aprehensión en contra de líderes agrícolas, ellos pedirán que también se realice una investigación en contra de Romo y Sánchez Cordero, dos de las figuras más poderosas de la 4T y que a decir de los denunciantes, serían los verdaderos “huachicoleros del agua”.

Según la denuncia realizada por activistas desde marzo, el 9 de noviembre de 2018, un mes antes de tomar las riendas de la SEGOB, la reconocida jurista recibió 14 concesiones de agua para uso agrícola del Acuífero Citrícola Norte, además, ahí no termina todo, pues su esposo, el notario Eduardo García Villegas recibió una concesión gigante por un millón 420 mil metros cúbicos del mismo acuífero, por lo que las concesiones al poderoso matrimonio equivalen a más de dos millones 600 mil metros cúbicos al año. Nada mal para tan “prósperos agricultores”.

******

LA ALCALDESA MARU Campos fue tajante contra la actitud de Andrés Manuel López Obrador respecto al tema del agua de las presas. Ella no se anduvo con rodeos y afirmó que es AMLO el que miente, politiza y polariza. Quién sabe si el tabasqueño lo haya escuchado, pero los que sí lo hicieron fueron sus seguidores de Chihuahua, desde diputados locales hasta los fanáticos de a pie, lo que despertó la furia de los morenistas que luego luego acusaron a la Presidenta Municipal de oportunismo político, porque pues el león cree que todos son de su condición. Pero ya era hora que la Alcaldesa se posicionará de manera firme al respecto, sobre todo por sus aspiraciones en el 2021, es así que los agricultores vieron con buenos ojos la llegada de Maru Campos el sábado a la presa La Boquilla, luego de encabezar junto a su amigo Eliseo Compeán, alcalde de Delicias, un mitin que los colocó a ambos en la mira de la región centro-sur. Por cierto, anoche a la Alcaldesa le tocó la guardia, junto a sus funcionarios y gente de la capital.

******

Y MIENTRAS ESO sucede, quienes juegan al no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado, son los morenistas que aspiran a obtener la candidatura a gobernador, entre ellos el senador Cruz Pérez Cuéllar, quien en días recientes anduvo en el municipio de Guerrero tomándose fotos con los pizcadores de manzana. Obviamente el que le organizó la visita al legislador fue el alcalde de ese municipio, Carlos Comadurán Amaya, expriista que se convirtió en moreno y que se ha convertido en el principal operador político de Pérez Cuéllar en aquella región del estado, y es que desde ya, los morenistas, desde diputados locales hasta presidentes municipales, están tomando bandos para el choque de trenes que se viene el año que entra, cuando desde Palacio Nacional decidan al candidato.

******

PARA NO SOLTAR a los morenos, también Rafael Espino, consejero independiente de PEMEX anduvo en Cuauhtémoc en reunión con la militancia de su partido, así como en entrevistas radiales.

Así como Maru Campos, Espino pasó por los micrófonos de un programa de radio que tiene importante penetración en la región serrana, desde donde lanzó una critica -muy cuidada, por cierto- a las autoridades de la CONAGUA para que de una vez por todas se instalaran en una mesa de diálogo que de solución final al conflicto que mantiene en jaque a la región centro-sur del estado.

Aprovechó el chamaco para enfocar sus baterías hacia los alcaldes de Parral, Chihuahua y Delicias, por aprontrse en el epicentro del conflicto con fines más allá del apoyo y la solidaridad, pero de plano no se aventó el tiro de endurecer el discurso hacia la federación, pues en juego se encuentra la nominación interna.

******

CONTINUANDO CON LOS aspirantes a la gubernatura, el que se alejó del conflicto del agua, por más que Andrés Manuel López Obrador lo señale como el hombre que está detrás y hasta le diga “el filósofo de Chihuahua”, es el senador Gustavo Madero, quien este fin de semana decidió irse a Ciudad Juárez, en donde sostuvo una serie de reuniones con panistas de aquella frontera, precisamente haciendo amarres de cara al 2021 y una semana después de que la alcaldesa Maru Campos hizo lo propio en esa ciudad fronteriza. El ajedrez político está listo y las piezas comienzan a moverse.

******

EN TERRENOS DE la salud, los mandones de esta asignatura en el Gobierno del Estado decidieron enfocar sus baterías este fin de semana al análisis del comportamiento en la estadística del registro de brotes de influencia estacional en las concentraciones urbanas en los últimos 7 días.

Y es que con las lluvias recientes, la temporada de estornudos y gripas derivadas de la influenza normal con cada estación otoñal e invernal, llegaron para confundir y levantar pánico en el marco de la pandemia por COVID-19 que Chihuahua vive al igual que todo el país, con todo y que se bombardee una y otra vez asegurando que la curva de los contagios está descendiendo.

Por esta razón nos cuentan los malosos que se dificultará en las próximas dos semanas contar con una estadística objetiva y alejada del pánico, ya que los contagios de influenza estacional se encuentran alterando de manera considerable los casos sospechosos y reales de COVID. Quienes están al borde del colapso nervioso son el personal médico de enfermería que tiene que recibir y hacer la primera clasificación de los chihuahuenses que llegan con estornudos, fiebre y dolor de cabeza a los centros de salud.