¡Hombre ni la Rosa de Guadalupe!…

0
23

La Jiribilla / 21 de enero 2021

Entre un audio y una declaración…
Cruz Pérez revira y pide reposición…
Chela con mensajes muy claros…
Este jueves sesión para préstamo…

César Jáuregui parecía león enjaulado, mucho más de lo que es normal en el “autista”, iba y venía, se fajaba los pantalones al estilo “Don Susanito”, personaje mítico del cine mexicano, interpretado por el genial don Joaquín Pardavé. Fue imposible no recordar el apodo aquel que le pusieron en el Congreso cuando fue por primera vez diputado local y coordinador de la bancada panista en el sexenio de Patricio Martínez, “Don Susanito de Tazmania”, por los pantalones fajados mucho más arriba de donde nunca ha tenido cintura y ese caminar de loco de un lado para otro, haga de cuenta como “El Taz”, la caricatura de los hermanos Warner.

Y es que el asunto no era para menos, “vamos a poner un megaputazo”, señalaron algunos del staff de Maru Campos, que estaban enterados del tema y los audios que presentarían en la conferencia de prensa.

De entrada, la disculpa, establecer que lo que iban a hacer es algo que no estaban “gozando” hacerlo, “le estamos pegando y criticando a nuestro propio partido”, lo saben y lo dicen, para aclarar la gravedad de lo que iban a presentar.

Le explicación se alarga, un tanto más de lo necesario, César la quiere hacer más de cardiaca, y explica que se trata de llamadas que le hacia un “sujeto”, que él en un principio pensaba que eran llamadas para buscar incriminarlo de algo, para amenazarlo, para hacerlo caer en falta.

Y entonces suelta el nombre de su interlocutor: Jaime Ramón Herrera Corral, el ex secretario de hacienda en el sexenio de César Duarte.

Los audios son un tsunami de mentadas y lenguaje florido, pero en ellos se escucha a Jaime Herrera decir que lo hicieron firmar “puras mamadas” y que lo hizo porque lo están amenazando, que le tenían “una pistola en la cabeza” y que lo hicieron cuadrar las cosas para inculpar a Maru Campos y a César Jáuregui.

“Lo que estamos acreditando es que Jaime Ramón Herrera Corral es un testigo “fake”, amenazado, que solo contó mentiras porque le ponían la pistola en la cabeza -me imagino que esa frase es en sentido figurado-“, dijo César Jáuregui.

En torno a los audios presentados, César mostró un peritaje, el cual determina que la voz que se escucha es la de Jaime Ramón Herrera Corral.

Tres horas después, se da una nueva conferencia de prensa, es en el mismo hotel, diferente salón.

De pie, al frente, vestido de traje, sobrio, esperando a todos los reporteros, saludando a varios de ellos por nombre, sin mostrar muchas emociones, es Jaime Ramón Herrera Corral, sentada a su lado, su señora esposa, amable -como siempre- seria, apoyando a su esposo.

Descalifica los audios presentados por Jáuregui, afirma que esas grabaciones son dolosas y sacadas de contexto, que están editadas, “Fui objeto de grabaciones ilegales, que de manera subrepticia y de mala fe, sin mi conocimiento, ni mi consentimiento se hicieron, fue con dolo y mala fe”. Es su respuesta a lo que habíamos escuchado un par de horas antes.

Trata de justificar sus dichos, afirmando que él, por su propia voluntad, desde finales del 2016 acudió y empezó a declarar todo lo que él sabe que ocurrió en la pasada administración de César Duarte, todo lo que le ordenaron hacer y que existía una amenaza en su contra que lo obligó a llevarlo a cabo.

También dice que ha sido amenazado, acusa a César Duarte y a la PGR en los últimos años del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Trata de acomodar las palabras, es mesurado con ellas, hasta que llega al quid, “ellos recibieron dinero, yo se los entregue por órdenes de César Duarte”, suelta la declaración y en las sillas los reporteros se quedan estáticos, siguiendo puntualmente sus palabras, digiriéndolas, está confesando y tras hacerlo, se sostiene, “lo hago aquí, de frente, sin desviar la mirada”, lo dice sin que sea un reto, es sobrio al hacerlo.

No, no se trata de una serie de Netflix, ni es un capitulo de “La Rosa de Guadalupe”, no estamos platicando algo ficticio, es el resumen del capitulo de hoy de la política local.

Ambos bandos colocaron un golpe formidable al otro, la pregunta que tienen que responder los panistas es: ¿a quién le creen más?, a un audio en donde los que hablan señalan presiones, amenazas, “pistola en la cabeza”, fabricación de pruebas, venganzas, odios.

O le creen más al que sale y confiesa, “ellos recibieron dinero, yo se los di” y todo esto, a cuatro días de su elección interna en donde van a votar para determinar si van a tener una candidata o un candidato a la gubernatura. Los panistas son los que tienen la respuesta…

— — — — — — — — — —

Cruz Pérez este miércoles reviró y de nueva cuenta señala que Morena tiene que reponer todo su proceso para la designación de su candidato a la gubernatura.

Cruz se agarra de un clavo ardiendo, justifica su solicitud en el galimatías que desde Morena enviaron como respuesta a su impugnación. Pues en ese documento es donde dicen que el proceso de selección todavía no termina.

Pero la verdad es que se ve imposible, la situación está mucho muy cuesta arriba y Cruz arriesga que el Peje lo vea a él como un peligro para sus cálculos electorales y para aquietarlo, tome la determinación de dejar pasar el proceso de desafuero en su contra y lo entregue como ofrenda al Aldeano.

El senador tiene que medir y tener muy claras las consecuencias de sus actos, pues él puede quedarse tres años más en su escaño en Reforma y en el 2024, buscar la reelección, pues la ley se lo permite y así mantener la posición que le puede llevar con rumbo al 2027. Es cosa de elegir cual es la guerra que quiere dar…

— — — — — — — — — —

La licenciada Graciela “Chela” Ortíz ya es la precandidata oficial del PRI a la gubernatura, este miércoles se realizó la toma de protesta y emitió ella su mensaje político, en donde se puede destacar la alusión a Reyes, Patricio y al tío Fernando, es decir, los ex a los que necesita para armar una campaña.

“De ellos y con ellos aprendi lo que valen en la política y en el Gobierno la buena fe, la vocación del servicio publico, la búsqueda permanente de acuerdos, de como, manteniendo las convicciones propias podemos encontrar siempre coincidencias en lo fundamental, que es el interés superior de los chihuahuenses”, dijo la candidata.

Y luego del mensaje a la unidad, vino el reconocimiento de la realidad: “Vamos a iniciar en breve, una jornada en tiempos difíciles, tiempos inéditos, tiempo de retos y desafíos que exigen de nosotros respuestas y soluciones, compromiso y calidad”.

Chela sabe de las condiciones en las que está su partido al interior, y del desgaste que sufre al exterior y que esta campaña 2021, el PRI la tiene que enfrentar sin ser gobierno, sin tener en las manos las alcaldías más importantes de la entidad, por eso habla de tiempos difíciles y de tiempos inéditos para ellos.

Los priistas -que todavía hay algunos, no crea usted que ya se extinguieron- si escuchan bien el mensaje de su candidata, deberán de entender el gran reto al que se enfrentan, no es Chihuahua del 98, tampoco es el regreso a la presidencia de la República del 2006, hoy su condicionante es completamente inédita y tendrán que trabajar mucho, pero mucho, para superar su condición actual…

— — — — — — — — — —

Este jueves es la sesión del Congreso en donde los diputados tendrán que votar la solicitud del préstamo que quiere Javier Corral.

Son casi dos mil millones de pesos, y los que saben de cuentas y de como están los votos, señalan que Fernando Álvarez hizo la tarea y tiene amarradas 23 voluntades y la posibilidad de que en el ultimo jalón, lleguen a 24 y quizá 25 votos a favor de ese préstamo.

Algunos dicen que el único riesgo está en los de casa y que los diputados que se forman en la fila de los “Maru`s Boy`s” pudieran romper los pactos y que entonces si, las cosas se caigan.

Es imposible hacerle al gurú y asegurar que tal o cual cosa va a pasar, sobre todo cuando estamos inmersos en tiempos de guerra electoral y lo que es peor, en guerras intestinas. Así que mañana hay que estar pegado de la transmisión que hacen de la sesión, para ver como salen las cosas…