Floreros legislativos

0
339

Gerardo Cortinas Murra / Analista / El Diario / lunes, 13 julio 2020

Las reiteradas críticas al fallido albazo legislativo para imponer las ‘elecciones primarias’, son cosa del pasado

Las reiteradas críticas al fallido albazo legislativo para imponer las ‘elecciones primarias’, son cosa del pasado; por ello, parodiando los versos de Alberto Cortez podría decirse “lo anterior ya está vendido y a otra cosa mariposa. (Ahora) voy a ofrecer una ganga, una ocasión fabulosa”: ‘un florero legislativo’. 

Las bases constitucionales vigentes, relativas a la instalación e integración del Congreso acreditan la añeja sumisión política de los legisladores al gobernador en turno. 

Lo anterior, porque la integración de la Mesa Directiva del Pleno (MD) es meramente decorativa. 

La experiencia legislativa nos demuestra que el presidente en turno sólo es un simple ejecutor de los acuerdos aprobados por la JUCOPO y/o de las consignas del coordinador parlamentario del grupo mayoritario. 

Acreditémoslo: Recordemos que el Pleno del Congreso no funciona de manera permanente (como debiera ser), sino por períodos ordinarios: “El Congreso se reunirá en dos períodos ordinarios de sesiones cada año. 

El primero iniciará el primer día del mes de septiembre y concluirá a más tardar el 31 de diciembre; y el segundo dará inicio el día primero de marzo y concluirá a más tardar el 31 de mayo”. Luego, el próximo día primero de septiembre, inicia el siguiente período ordinario de sesiones, correspondiente al tercer y último año de la actual Legislatura; y en la que habrá de renovarse la MD. Al respecto, la Constitución local establece las siguientes reglas: 1. La MD “se integrará por un presidente, dos vicepresidentes, dos secretarios y cuatro prosecretarios, quienes durarán en funciones un año. 

En su conformación se privilegiará la paridad de género y la composición plural del Congreso”. 2. La MD debe estar integrada “dentro de los diez días previos al inicio de cada año legislativo”. 3. “La presidencia de la MD se ejercerá de manera alternada entre los integrantes de los grupos y coaliciones parlamentarios, considerando de manera prioritaria, a los diputados representantes de los partidos políticos que por sí mismos constituyan la primera y segunda fuerza política. 

El orden para presidir este órgano será acordado por la Junta de Coordinación Política”. 4. “Los coordinadores de los grupos parlamentarios no podrán presidir la MD”. A mi parecer, estos principios constitucionales fueron redactados con dolo político utilizando una redacción sumamente deficiente e imprecisa; permitiendo que la alternancia de la presidencia de la MD, quede al capricho de la JUCOPO. 

Y en consecuencia, sujeta a eventuales acuerdos subrepticios que permitan el nombramiento al entero capricho de los diputados afines al partido político en el poder. Tal y como aconteció el año pasado, en el que se excluyó –arbitrariamente– a los diputados de Morena para presidir la MD. 

Por tal motivo, resulta urgente reformar el Art. 61 de la Constitución local, en los términos siguientes: “La Presidencia de la Mesa Directiva se ejercerá de manera sucesiva, el primer año, por un integrante del grupo parlamentario con mayor representación en el Congreso; el segundo año, por un integrante del grupo parlamentario que sea la segunda fuerza parlamentaria; y el tercer año, por un integrante del grupo parlamentario que sea la tercera fuerza parlamentaria”. 

De lo contario, queda la duda de quién será el próximo presidente de la MD, dada cuenta que el mandato constitucional autoriza que “el orden para presidir este órgano sea acordado por la Junta de Coordinación Política”. Me queda claro que los diputados panistas y los diputados rémoras, harán todo lo posible para evitar que un diputado de Morena presida la MD; más aún, cuando el próximo año, se renuevan todos los cargos de elección popular en el estado. 

Yo me pregunto: si la integración de la MD debe estar consensuada dentro de los diez días previos (20 de agosto) al inicio del período ordinario, ¿Cuál diputado –no moreno– será el próximo presidente de la MD? Se aceptan apuestas señores y señoras…