Entrevista al Dr. Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI

0
1163

Versión de la entrevista al Dr. Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI, al término de la “Reunión con Titulares del PRI en los Estados”, realizada en las instalaciones de este Instituto Político, el miércoles 4 de octubre de 2017.

Pregunta.- Sobre el tema de los recursos. Ayer se reunió Anaya con Lorenzo Córdova y dice que siguen explorando otras rutas legales que no sean necesariamente la de la renuncia vía TESOFE, ¿usted cómo ve?

Respuesta.- La invitación que hacemos a los partidos políticos es que más allá de quién lo haya hecho primero o de quién haya sido la idea, lo importante es que todos los partidos políticos puedan llegar a establecer un método que sea legal, que sea inmediato y que permita ofrecer el mayor número de recursos –que son del pueblo de México– a la reconstrucción y al apoyo de las familias damnificadas.

Es lamentable que Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Andrés Manuel López Obrador, que recurrentemente declararon en los medios que rechazarían el financiamiento público en el 2017, simplemente estén arrastrando los pies y estén buscando una manera de cómo no hacerlo.

Además, la legislación electoral es muy clara: una vez que el recurso público entra al partido, la normatividad electoral determina que ese gasto se tiene que hacer para actividades político-electorales, por esa razón es muy importante la renuncia al recurso público.

Permíteme hacerte un comentario: Movimiento Ciudadano –que forma parte del Frente– renunció al recurso, pero puso un párrafo, en el oficio que entregó, condicionando su entrega al establecimiento de un fondo transparente con supervisión ciudadana.

Nosotros en el PRI también pusimos un párrafo similar, estableciendo como condición que ese dinero no se quedara en el INE, que se fuera precisamente a la Tesorería de la Federación con el propósito de que hubiera un fondo transparente con supervisión ciudadana para que los recursos efectivamente lleguen a quienes lo necesitan más.

Si Movimiento Ciudadano, que es parte del Frente, lo pudo hacer, qué excusa tiene Ricardo Anaya, está verdaderamente arrastrando los pies o quizá formando un cochinito para su aspiración político-electoral del año que entra.

P.- ¿El PRI cómo piensan enfrentar, cómo pueden cerrar el año sin los 258 millones?

R.- Hemos hecho un ejercicio de disciplina presupuestal y los ahorros que teníamos a lo largo de los primeros meses del año nos permiten establecer un compromiso muy claro con nuestros trabajadores. Nosotros no haremos despidos en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

No lo haremos, porque además hay gente que resultó afectada por los sismos, es decir, que ya perdieron o van a perder sus casas por las afectaciones de los sismos del 7 y del 19 de septiembre. Y en consecuencia, sería irresponsable generar un afectado adicional por un despido que no tiene razón de ser.

Lo que sí tenemos que hacer es eficientarnos, apretarnos el cinturón para cerrar el año con responsabilidad, y es uno de los comentarios que le he hecho a todos los Presidentes, Secretarias Generales y Delegados del partido que acudieron hoy al llamado del Comité Ejecutivo Nacional, así como a los coordinadores parlamentarios en los estados.
Por supuesto que tenemos que hacer un ejercicio de disciplina, de eficiencia, tenemos que apretarnos el cinturón, pero no lo haremos a costa de nuestros trabajadores.

P.- Les pega a los Comités Directivos Estatales esta entrega, porque veo que en los Estatutos establecen 50 y 50.

R.- Así es, y por esa razón seguiremos reunidos con ellos el día de hoy, otros días de la semana y la semana que entra, para encontrar los mejores mecanismos que nos permitan cumplir con el pueblo de México, pero también llevar a cabo actitudes responsables de disciplina y de eficiencia presupuestal.

P.- Pero, ¿ustedes sí tienen garantizado pago de aguinaldos, cerrar el año, sí tienen?

R.- Nosotros vamos a cerrar el año cuidando a las personas que trabajan con nosotros, porque no queremos generar afectaciones adicionales a las personas, que además están sufriendo muchas de ellas las consecuencias de los sismos.

De hecho, lo más importante para nosotros es que todos los partidos políticos dejen de arrastrar los pies, dejen de quedarle mal al pueblo de México y que juntos podamos establecer un fondo de cerca de mil millones de pesos en el 2017, para el apoyo de las personas damnificadas por los sismos.