El material para reclamo es bastante

0
14

GPS / Columna / El Diario de Chihuahua / jueves, 08 octubre 2020 |

-Dueños de grúas nomás ríen de propuesta

-Campañas de gratis para Loera y Madero

-La quiere de síndico el frustrado auditor

Será oportunidad para que en el Congreso del Estado se hable de realidades y no de especulaciones. Y que ahora sí las escuche presencial y no virtualmente Javier Corral Jurado.

Hay mucho material no sólo en el tema del agua para exhibir el fracaso de la administración estatal sobre la que los chihuahuenses fincaron esperanzas.

Seguridad con la entidad en el primer lugar en muertes y en los primeros en feminicidios; en salud en plena bancarrota, con hospitales sin terminar y desabasto brutal en farmacias, son sólo dos temas adicionales al motivo por el cual debe presentarse ante los legisladores.

Durante largos meses los agricultores demandaban una solución ante la sequía, denunciando la extracción impune del vital líquido de las presas.

Pero desde que llegó al gobierno, fue Corral comparsa de la federación, en particular de Conagua, se dedicó a tomar café y comer galletas en las reuniones mañaneras lo mismo antes que ahora con Blanca Jiménez, la Directora nacional, con quien hace berrinche.

Lo mismo hizo con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien hoy recrimina agriamente y le exige intervención, cuando en su momento guardó silencio sepulcral.

Deberá hacer un esfuerzo mayúsculo para convencer a las fracciones parlamentarias ante su desatención y abulia en éste y todos los temas apremiantes de un gobierno para el olvido. No habrá problema con los legisladores pero a ver si los de Morena, PRI, etc., hablan físicamente igual que en boletines.

El cúmulo de datos y cifras con las que pretende distraer se perderán en el mensaje central, tácito y expreso, de abandono y maltrato que le ha recetado a los hombres del campo y a todos los chihuahuenses en general.

***

Ya pueden ir los señores legisladores estatales esperando de la Fiscalía General un simple acuse de recibido, sin respuesta sustantiva alguna a la petición 989/2020.

Se trata de un exhorto que busca de la Dirección de Vialidad y los convenios que tiene con los empresarios de las grúas, para que no se cobre el servicio a los particulares que son víctimas de delitos o accidentes.

Se trata de que no paguen grúa ni hospedaje por sus vehículos, pero es una ilusión de diputados noveles que no aterrizan en concreto acciones en beneficio de los ciudadanos de a pie.

Cuando alguien choca sea o no responsable, el asunto está arreglado de antemano. Nunca hay grúas oficiales de Vialidad para dar el servicio de traslado a las instalaciones de tránsito, y así evitar el pago.

Siempre se utilizan los servicios externos de alguna de las compañías que son proveedores en un negocio redondo, arreglo en el cual participan oficiales de vialidad y funcionarios. Ni cómo negarlo.

La solución es eficientar el servicio de grúas oficiales de la dependencia, para evitar la revictimización de los conductores de vehículos, pero de ello no hay nada en el dichoso exhorto, pese a que el negociazo es de todos conocido. Podrían incluirlo en el presupuesto del próximo año, pero no hay ni un centavo para ello.

Deben estarse riendo los gruyeros de tan infantil ocurrencia de los señores legisladores.

 *** 

Los cumpleaños hay que celebrarlos como Dios manda, en alguno de los restaurantes de postín, a media luz.

Es Francisco Lozano Urías, secretario técnico del gobernador, conocido en redes sociales como Pakko Lozano, o como “La Coyota”, entre sus fans de Palacio de Gobierno. La inutilidad andando.

Le quedan unos cuantos meses en el puesto, igual que a toda la estructura estatal de primer y segundo nivel.

Es el único puesto de importancia que ha tenido. Funcionario menos que de medio pelo en Sonora, aquí en Chihuahua es donde encontró cobijo para disfrutar las mieles del poder.

A lo más fue secretario del ayuntamiento del Municipio de Bacum en aquel terruño, que tiene 23 mil habitantes. Más pequeño en población que Aldama.

Por eso debe disfrutar esa deliciosa velada para festejar onomástico, es la última vez que lo hará cobrando en el despacho del góber.

 ***

Deben andar muy contentos Gustavo Madero y Juan Carlos Loera. El primero tuvo formidable pretexto para salir de nueva cuenta en rueda de prensa nacional; el segundo, tiene menciones un día sí y otro también a nivel estatal.

Ambos han sido posicionados en inmejorable plataforma, uno por el presidente de la República, y el otro por el gobernador del Estado.

Si son seis veces las menciones de Madero en las mañaneras, no se diga, incontables, son las veces que debe agradecer Loera al titular del Ejecutivo y a sus funcionarios por acordarse de él.

Curioso, Madero se cobija en los legisladores federales, por cierto muy pocos en la ciudad de México, y Loera trabaja por la sierra de Chihuahua haciendo servicio social con indígenas, a los cuales da un aventón en su vehículo, rumbo a Urique. Estilos diferentes.

 ***  

Alguien tendrá que frenar un choque al interior del equipo de la alcaldesa María Eugenia Campos, porque el horno no está para bollos ni el PAN en el municipio de Chihuahua para disputas por candidaturas.

Resulta que el subdirector administrativo de Seguridad Pública Municipal, Ignacio “Nachito” Rodríguez, quiere competir de nueva cuenta para ser candidato a síndico de la capital. Quiere entrarle otra vez a la disputa por el cargo.

Rodríguez Bejarano es el depuesto Auditor Superior del Estado que designaron los diputados y debió renunciar por las presiones del corralismo, en los inicios de la administración. Vencido con amenazas de todo tipo, el también catedrático universitario debió resignarse y dejar la Auditoría Superior, tras lo cual logró refugiarse en la DSPM.

Pero dicha candidatura que ahora pretende el funcionario también la quiere el regidor Luis “Tomatito” Terrazas Fraga, quien se considera el primero en tiempo, con más méritos y mejores amarres dentro del panismo capitalino.

Además, mientras “Nachito” se recluyó en una posición administrativa con poco roce político, Terrazas Fraga se la jugó en la calle pese a tener los vientos en contra. Y hasta ahora es el único que en público ha levantado la mano para dar el brinco del cabildo a la sindicatura.

No por nada hasta la alcaldesa le dice al regidor “mi síndico”, medio en serio, medio en broma, hasta en las redes sociales. 

Con las presiones de la propia casa que enfrenta el grupo panista de la capital, mal harían en desgastarse en disputas los que forman parte del equipo; peor si nadie los junta y los hace caminar hacia un mismo lado.