El ‘error’ de tomar créditos por dos mil millones

0
174

El mensaje desde las mañaneras en la Ciudad de México pudo haberse detenido en algún punto del interior de la República pero quedó claro que su destinatario fue Chihuahua

LA COLUMNA / de El Diario / martes, 25 agosto 2020 |

-El ‘error’ de tomar créditos por dos mil millones

-Hasta en burritos los mismos gustos

-Estrategia suroriente… de candidateables

-Presume neomoreno que hará las encuestas

El mensaje desde las mañaneras en la Ciudad de México pudo haberse detenido en algún punto del interior de la República pero quedó claro que su destinatario fue Chihuahua: “los gobiernos que incrementaron sus deudas durante la pandemia cometieron un error”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

El régimen del nuevo amanecer no ha dejado de usar la pluma para firmar pagarés con distintos bancos a lo largo de todo el año. Ya lleva más de mil millones de pesos en créditos de corto plazo con intereses promedio del 6.5 por ciento más la clásica sobre tasa del dos y medio por ciento, también en promedio.

Todos y cada uno de esos préstamos han sido “para cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”, sin duda consecuencia de un pésimo manejo presupuestal y financiero.

La deuda que dejaron los antecesores de Corral no sólo no ha sido disminuida, sino que se ha acrecentado en términos generales al rebasar en momentos los 50 mil millones de pesos

Desde enero del presente año fueron pedidos 250 millones al HSBC; luego otros 600 millones de un jalón a Banorte, después 100 a Bancomer, luego otros 500 al mismo HSBC, después otros 200 al propio Bancomer, 300 a Multiva en un primer préstamo y otro de 100 en el segundo. Los tres últimos ni siquiera aparecen todavía en el registro público hacendario pero ya están hasta gastados.

AMLO conoce a detalles los botones que debe oprimir para acalambrar opositores. Nomás habla de deuda pública y de falta de austeridad en los gobierno estatales es que sin duda se refiere Corral Jurado.

Esa es la respuesta por calificar a AMLO de “decepcionante” en la reunión con gobernadores de la semana pasada en San Luis Potosí.

***

En otra vida fueron gemelos. Sin mucho que hacer en Juárez mientras los policías antimotines en Chihuahua limpian Palacio de Gobierno de campesinos que lo bloqueaban, Javier Corral subió ayer a su Face en plena mañana de horario hábil, una foto echando burritos en Los Robles, los preferidos de César Duarte cuando venía a esta frontera en su calidad de gobernador.

En la versión digital de La Columna presentamos imágenes de Corral y de su antecesor en el mismo lugar. El primero arrastra idéntico genotipo político del segundo.

Ha quedado comprobado el gusto exagerado por los vuelos en aviones del Gobierno del Estado, acabamos de corroborar que recibió de cumpleaños un caballito como Duarte el suyo durante alguno de sus aniversarios de vida y ahora los mismos burritos en el mismo lugar.

“Esta mañana, después de nuestro programa Chihuahua adelante, en el que hemos revisado avances de las obras que hacemos en Ciudad Juárez, pasamos a Burritos Robles…”, escribió campechano en su red social en la selfie respectiva con personal del negocio.

De las cuatro que le acompañan no todas parecen contentas.

***

La “Estrategia Suroriente: Juárez Aquí”, que puso en marcha la administración independiente hace menos de un mes, ha dado sus resultados en la misión de sacar adelante un sector totalmente rezagado de la ciudad y olvidado de la justicia social.

La zona de la ciudad donde viven alrededor de 400 mil personas ha sido intervenida con la llegada de los servicios municipales, una nueva estación de la Secretaría de Seguridad, un centro de atención múltiple del DIF y brigadas médicas de los centros comunitarios.

Sin embargo, el fin de semana hubo líos al interior del equipo que tiene a su cargo la tarea porque no falta quienes le ven otros intereses a los operadores del programa.

Lily Méndez, de Desarrollo Urbano, Laura Domínguez de Desarrollo Social, Daniel Pando de Servicios Públicos, Miguel Ángel Mendoza de Cultura y Verónica Corchado, del Instituto de la Mujer, comenzaron a promocionarse no sólo como encargados de la misión. También se asumen como seguros candidatos independientes en una zona en la que, aseguran, están mejor posicionados que cualquiera.

Hasta donde se sabe, el independiente Armando Cabada no los instruyó ni les dio luz verde para un proyecto político.

Las metas fijadas eran la inversión millonaria en calles, elevar calidad y cantidad de consultas médicas, iluminación de los sectores, reforzamiento de las labores preventivas de la Policía Municipal y enfoques integrales de atención a la violencia, así como del resto de problemáticas sociales.

En ninguna parte del plan se encontraba usar la estrategia como plataforma de lanzamiento de candidatos, porque la prioridad es hacerle frente a la crisis por la que atraviesa la frontera; no se contemplaban las calenturas electorales que pudieran traer los funcionarios porque, así de sencillo, los tiempos para ello no han llegado.

Los acelerados no se han dado cuenta que el timing político electoral debe pasar primero por el jefe de todos ellos.

***

El profesor expriista Fernando Meléndez Bailón, aquel que se presentara como supuesto caballo negro en la pelea por la dirigencia estatal de Morena, reapareció como coordinador del proceso de relevo tras los reveses que le ha dado al partido el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Como habrán de ser encuestas vía telefónica a militantes y simpatizantes las que determinen quiénes serán los nuevos dirigentes, será el Instituto Nacional Electoral el que esté por encima de todos los morenos que pretendan intervenir.

No obstante, deberá haber un responsable del proceso a nivel nacional y coordinadores en cada uno de los estados del país por parte de Morena.

Misteriosamente en el caso de Chihuahua surgió -en autopresentación, porque comenzó una gira por varios municipios de la entidad- el nombre de Meléndez, quien es conocido al interior del partido por una asociación civil que encabeza denominada Integrando Consejos.

En los equipos de los aspirantes morenistas les hizo ruido la supuesta designación que no se sabe de dónde ni cuándo surgió.

Hasta sospecharon de que hubiera sido un autonombramiento de Meléndez, pues así como el año pasado se promocionó como el más viable candidato a la dirigencia estatal en lugar de Martín Chaparro, así ahora surgió de la nada.

Esa coordinación apunta a ser de utilería, pero de todos modos es una posición de influencia nada despreciable para todos los que sueñan con el día después de la elección de dirigentes.